¿Por qué no tuvo el impacto esperado la revelación del linaje de Rey?

Star Wars: El ascenso de Skywalker tiene un giro de guión similar a Darth Vader revelando a Luke que es su padre, sin embargo, la revelación de Rey como una Palpatine no tuvo el mismo impacto emocional esperado entre el público como sí lo hizo en la trilogia clasica. 

Dirigida por J.J. Abrams, quien escribió el guión junto con Chris Terrio, El ascenso de Skywalker pone fin a la historia de Rey, al menos por ahora, y responde a uno de las mayores incógnitas sobre el linaje de este personaje.

Ya antes del estreno en cines de Star Wars: El despertar de la fuerza, los fans se preguntaban quién era Rey. No se dio ningún detalle sobre sus apellidos, y las teorías de antes y después de la primera película de la trilogía de Abrams consideraron todas las familias principales de Star Wars: ¿Skywalker o Solo? ¿Kenobi o Palpatine?. Al final, resultó ser el último, después de que en Star Wars: Los últimos Jedi se dijera que sus padres no eran nadie.

No se puede negar las similitudes con El imperio contraataca, y quizás, con el giro de guión más famoso de la saga Star Wars, cuando Darth Vader le dice a Luke que él es su padre. Sin embargo, aunque eso resultó un vuelco genial para el personaje y la historia de la Saga Star Wars, conocer que Rey es una Palpatine no impactó con la misma emoción y vamos a ver cuales son las razones.

¿Por qué la revelación de Darth Vader de Star Wars es tan buena?

Qué Darth Vader es el padre de Luke Skywalker es algo tan icónico y sabido que casi ni siquiera se lo puede considerar un giro guión hoy en día. La escena es una parte mítica de la franquicia. Por lo tanto, vale la pena analizar cuán importante fue (y es). 

Luke pensó que Vader había matado a su padre, y sí, desde cierto punto de vista, lo hizo, por lo que saber que su padre es en realidad el peor Sith de la galaxia es un golpe duro para él. Desvelar que el héroe de los espectadores es en realidad hijo del hombre más malvado del Universo es un choque emocional para el público.

Es impactante, intenso y devastador, pero también conduce a una historia de redención. Es un momento clave en la trama. Y para Luke, el dolor de perder una mano no es nada comparable con el hecho de ganar un padre.

Los problemas la revelación del linaje de Rey

Que Rey sea un Palpatine no es comparable con la revelación de que Luke sea el hijo de Vader. Es cierto que es difícil competir con un giro de guión tan querido, pero hay una variedad de razones por las que la revelación del linaje de Rey no cuaja. 

En primer lugar, hay un problema con lo forzado que se aprecia la reaparición de Palpatine en la secuela de la trilogía de Disney. Es posible que Kathleen Kennedy haya afirmado alguna vez que este era el plan desde un principio, pero claramente se hizo evidente que el regreso de Palpatine fue idea de J.J. Abrams después de que regresar para dirigir Star Wars: El ascenso de Skywalker

Sino, ¿por qué se dice en el Episodio VIII que los padres de rey no son nadie importante?. Cambio de director, cambio de planes. Parece que la trama de esta última trilogía se estructurando sobre la marcha y que los diferentes directores tenían ideas muy distintas de como continuar con la historia. 

Darth Sidious se menciona en Los Últimos Jedi, pero no hay indicios de ello en El despertar de la fuerza que sugiera que todavía siga vivo. Del mismo modo, El ascenso de Skywalker tampoco puede explicar su regreso, lo que debilita la rigurosidad de la trama.

Debido a que no hay vivencia entre Palpatine y Rey a la que recurrir. Cuando Kylo Ren le dice a Rey que ella es la nieta de Palpatine, es una escena que pasa sin pena ni gloria. No hay nada en común entre ellos. 

En cambio, con la escena de Luke y Vader… Luke cree que Vader mató a su padre, lo ha visto gobernar al Imperio y fue testigo de cómo mató a su mentor Obi-Wan, y luego capturó a sus amigos. Había algo personal, el rencor y la rabia entre ellos hacían que la revelación fuera aún más dolorosa, mientras que para Rey es más como una vaga información sobre su linaje.

También, como ya he mencionado antes, hay cuestiones de contradicción. La revelación de que rey es una Palpatine va en contra de lo que escuchamos en Star Wars: Los últimos Jedi, independientemente de si eso significa que Kylo le estaba mintiendo o no. 

Puedes imaginar a Abrams y Chris Terrio inventando el plan de Rey como una Palpatine y pensando que sería un giro de guión espectacular como lo fue la revelación de Vader a Luke Skywalker. Pero en realidad, ha fallado en todos los niveles: historia, personaje, temática, emoción, lógica… no ha funcionado.

Ahora nos queda por ver si arreglan todo este caos sobre el linaje de Rey en el Universo Expandido con las próximas publicaciones de novelas y cómics. ¡Hay que tener esperanza y creer en la Fuerza!

Deja tu comentario